57

En la celebración de la fiesta de la Divina Misericordia presidida por arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, en la Basílica Menor Don Bosco, elevó su oración en acción de gracias por los 85 años de aniversario de fundación de la Policía Nacional, Misa en la que les expresó, “recuerden siempre que no hay honor más grande que servir al país con honestidad y lealtad. La razón de vuestra lucha es hacer de Panamá una nación donde prevalezca la seguridad, el orden, la justicia y la ley. Un país libre de la violencia, de crímenes y del miedo”.

Monseñor José Ulloa Mendieta recordando las palabras del Papa Juan Pablo II: dijo “ustedes luchan a diario contra aquellos que buscan el mal, por eso han sido llamados a defender a los débiles y proteger a los honrados y favorecer la convivencia de los pueblos. Cada uno de ustedes tiene la misión de defender su pueblo y promover la justicia y la paz”.

Monseñor José Ulloa Mendieta, reiteró es un trabajo donde se sacrifica mucho lo personal; e incluso la familia pasa a un segundo plano, porque se tiene que proteger y servir a los demás. sino que expone la propia vida. 

Indudablemente este trabajo tiene un riesgo más alto que otros, porque no se sabe en qué momento el peligro cruza la puerta y cobra la vida de quienes caminan con las suelas de sus zapatos desgastados cuidando las calles, los barrios y comunidades, indicó el Arzobispo metropolitano Mons. Ulloa Mendieta.

Fuente: Arquidiócesis de Panamá